Practica una nueva forma de viajar y ser feliz

Viajar, disfrutar, experimentar, crecer. El turismo colaborativo es eso y más: es una forma de vivir y de ser en el mundo. 

Conocer la vida de quien está del otro lado del mundo. O acá cerquita. Quedarte semanas y semanas. O apenas un fin de semana. Viajar en alta temporada. O deambular y perder de vista el tiempo en baja temporada. La aventura siempre formó parte de la naturaleza humana. Y el turismo colaborativo es más que todo eso: es una forma de ser en el mundo.

Esa manera innovadora de viajar nació en Estados Unidos, en los años 50, del siglo XX. Las redes sociales dieron ese empujón que faltaba para popularizarlo. Cada vez más, las páginas de intercambio de casas van especializándose. Ganamos todos ampliando esas posibilidades. BeLocal Exchange notó que había un vacío en el mercado de los intercambios de casa en Latinoamérica. Y a partir de ahí entramos con nuestra parte más creativa. ¡Queremos privilegiar esos destinos, pero sin olvidarnos que el mundo es grande y es necesario navegar!

Ya sabemos que el dinero no lo es todo, y que hay cosas mucho más importantes. Hoy, más que nunca, creemos que invertir en el “capital fraterno” puede brindarnos experiencias, generar alegría y multiplicar la confianza y contagiar futuras generaciones. El intercambio de casas es eso. Una oportunidad de aumentar tu capital fraterno, además de los sellos en el pasaporte. Pero no solamente.

La economía colaborativa es un concepto que surgió y contaminó las redes con fuerza desde el comienzo del siglo. Es una manera contemporánea de tener servicios y productos sin pagar por ellos, de forma no permanente. Ya sea un préstamo, intercambio, donación o alquiler. Y está presente en la misión y los valores de BeLocal Exchange y de todos aquellos que crean que crear vínculos es una de las mejores partes de quienes intercambian de casa para disfrutar feriados y vacaciones. Más que ahorro en estadías en hoteles, abrir las puertas de tu casa ayuda al medio ambiente, fortalece nuevos vínculos y promueve la confianza entre las personas.

Conoce algunas de las ventajas del intercambio de casa en vacaciones y feriados:

– Economizar en estadía. Tu agenda y la de tu familia están ajustadísimas. Pero, ¿por qué no aprovechar el próximo feriado para descansar sin tener que preocuparse con hoteles y posadas llenas? El intercambio de casas te posibilita eso de forma simple.

– Evitar que la casa se quede vacía, mientras no estás en ella. Imagínate un mes entero de viaje. Ocupar ese espacio, regar las plantas y dejar el sol y el aire circular hace bien.

– Promover encuentros con viajeros que intercambian domicilios y experiencias. Hacer amigos es un arte. Gustos en común, prácticas y valores compartidos acercan a las personas.

Resumiendo: este es un estilo de vida que contagia y hace que viajes mejor. Y puedes practicar esta nueva manera de hacer turismo, creativo, consciente e innovador, registrándote ahora gratis en la página de BeLocal. Haz clic aquí para hacer tu registro.

Consejos para compartir

Para compartir es necesaria consciencia de sustentabilidad, desapego y un poco de organización. Conoce algunos consejos para compartir tu hogar y dejar a tu huésped más cómodo.

-Piensa cómo te gustaría que te reciban. Piensa como un huésped. Casa limpia, ordenada y funcional son tu tarjeta de bienvenida. Causar una buena impresión brinda buenas puntuaciones

– Deja un ramo de flores en la entrada de la casa, con una tarjetita, dejando asentado cómo funciona la recolección de basura, la estufa, etc. También sirven los consejos de paseos y restaurants

– Sábanas y toallas blancas son prácticas y fáciles de lavar. Déjalas a mano sobre la cama

– En caso de que haya estacionamiento en el edificio, no dejes de indicar el lugar exacto en el que debe aparcarse el coche. Si hay control remoto déjalo a la vista con instrucciones en la entrada.

Para recibir más consejos sigue a BeLocal en Twitter, Facebook e Instagram.